Plagas comunes de jardín del otoño

La llegada del otoño señala un tiempo de alivio para los jardines. Por lo general, las plantas necesitan irrigación menos frecuente y muchas plagas han terminado la fase de destrucción vegetal en sus ciclos de vida.

No obstante, unas pocas plagas de jardín revelan su presencia en el otoño. Aprenda qué síntomas buscar para que pueda solucionar cualquier problema de plagas.

Common Fall Garden Pests

Gusanos de césped

Las zonas marrones de su césped pueden indicar la presencia de gusanos que se están haciendo un festín con esas raíces. Para determinar si la culpa es de los gusanos, retire el césped marrón. Si sale fácilmente sin raíces, cave con cuidado y levante una parte para verificar si hay larvas en forma de ce. Aprenda sobre cómo manejar los gusanos.

Vale la pena tratar de controlar los gusanos este otoño, ya que en primavera continuarán con la destrucción subterránea del césped. Descubra los consejos para tratar los gusanos durante el otoño.

Otros indicadores de gusanos del césped: zorrillos, mapaches o armadillos excavando en el césped; bandadas de pájaros alimentándose en el césped.

Plantas atacadas: las larvas se alimentan de raíces del césped; los escarabajos adultos atacan antes muchas plantas de jardín, en el verano; si vio muchos escarabajos japoneses o de San Juan (o de junio) a principios del verano, quizás tenga gusanos.

Common Fall Garden Pests

Chinche marrón marmolada

En otoño, las chinches hediondas comienzan su búsqueda de cuarteles de invierno y a menudo esperan pasar la temporada dentro de los huecos en los muros de su hogar. Si tuvo chinches hediondas el año pasado, dejaron un químico invisible como indicación a sus malolientes camaradas del camino hacia el interior de las casas.

Si empiezan a aparecer en su hogar y jardín, tome medidas contra las chinches hediondas. También es de utilidad comenzar a sellar el camino de los insectos a su hogar.

Otros indicadores de las chinches hediondas: manchas marrones o circulares en las frutas, como manzanas o tomates.

Las plantas atacadas incluyen: frutos de baya, muchas hortalizas, plantas ornamentales.

Common Fall Garden Pests

Chinches del arce

Esta es otra plaga que empieza a buscar refugio para el invierno en otoño. Este insecto negro con manchas rojas en sus alas se identifica con facilidad. Si hace un año el verano fue caluroso y seco y la primavera pasada fue tibia, busque una buena cantidad de estos insectos de caminar lento.

Lea más acerca de las chinches del arce, incluso por qué se reúnen de a centenares y qué puede hacer usted al respecto.

Otros indicadores de las chinches del arce: masas de insectos en los muros exteriores de orientación sur u oeste

Las plantas atacadas incluyen: negundos (especialmente árboles hembras o semilleros), arces y fresnos

Common Fall Garden Pests

Bichos del cesto

Estas orugas crean pequeños sacos de trozos de ramillas y hojas que miden hasta 2.5 pulgadas de longitud. Verá los sacos pender de las ramas siempreverdes, la parte inferior de los tejados de los porches y de otras superficies durante el otoño.

En la primavera, los huevos que sobrevivieron el invierno incuban dentro de los sacos y emergen orugas que comienzan nuevamente el ciclo de alimentación y reproducción. No es normal que las orugas de bolsón causen daños graves en las plantas, pero los sacos son antiestéticos, especialmente en grandes cantidades. Si el nivel de infestación es alto, el árbol puede defoliarse, incluso las coníferas.

Otros indicadores de los bichos del cesto: follaje rasgado, carcomido, en árboles de hoja perecedera.

Las plantas atacadas incluyen: árboles y arbustos de hoja perecedera y siempreverdes; por lo general se observa un año mayor en tuyas y enebros.

Common Fall Garden Pests

Babosas y caracoles

Las babosas y caracoles dejan hasta 60 por ciento de sus huevos en otoño. En las regiones más templadas, la llegada de las lluvias otoñales indica el momento en que empiezan a depositar huevos. La incubación de las crías dura de 10 a 21 días, madura en tan solo 40 días y sobreviven al invierno para empezar a alimentarse a principios de la primavera.

Si no está seguro de que está luchando contra babosas y caracoles, busque los clásicos rastros de mucosidad sobre las superficies. En las plantas maduras, puede haber partes de hojas carcomidas entre las nervaduras; las plántulas jóvenes desaparecen durante la noche.

Otros indicadores de babosas y caracoles: rastros finos de piel faltante en tomates maduros, trozos de pétalos de pensamiento faltantes.

Las plantas atacadas incluyen: plantas ornamentales, plántulas, vegetales y frutos maduros

Common Fall Garden Pests

Véspula

Estas plagas que pican se vuelven intensamente activas a finales del verano y principios del otoño. Los insectos adultos succionan néctar de las flores y se alimentan del jugo de los frutos dañados.

Las véspulas son insectos benéficos, cazan orugas e insectos, como pulgones o cochinillas inmaduras.

En la medida de lo posible, evite destruir los nidos, a menos que representen una amenaza real para su familia.

Otros indicadores de véspulas: el nido puede ser un panal abierto, grandes nidos de papel cerrados o pequeños agujeros de entrada a nidos subterráneos

Las plantas atacadas incluyen: plantas de jardín en floración, hierbas (como eneldo e hinojo), frutos caídos

Common Fall Garden Pests

Gusano telarañero de otoño

Estos gusanos se congregan en la punta de las ramas de los árboles, haciendo girar sus telas de araña. Las orugas de pelo gris y manchas negras pueden ser de un verde amarillento con la cabeza negra o tostados con la cabeza roja.

Los gusanos se alimentan en el interior del capullo, aumentando el volumen de este cuando crecen. No es usual que un gusano se alimente hasta defoliar un árbol, pero puede suceder con un árbol joven (pequeño). Puede observarse un mayor impacto de la alimentación de los gusanos en árboles como la pacana, que con frecuencia producen menos nueces el año siguiente a una fuerte infestación otoñal.

Otros indicadores del gusano telarañero de otoño: las orugas se acumulan en los extremos de las ramas; capullos alrededor de los extremos de las ramas.

Las plantas atacadas incluyen: casi todos los árboles, excepto las coníferas; entre sus favoritos se encuentran la morera, el olmo, el estoraque, el sauce, el roble, el tilo, el manzano y otros árboles frutales.

Fotos

Image 1327103: Alton N. Sparks, Jr., University of Georgia, Bugwood.org
Image 1460048: David R. Lance, USDA APHIS PPQ, Bugwood.org
Image 5436339: Chazz Hesselein, Alabama Cooperative Extension System, Bugwood.org
Image 1192005: Gary Bernon, USDA APHIS, Bugwood.org
Image 5141006: Johnny N. Dell, Bugwood.org
Image 1388026: Steven Katovich, USDA Forest Service, Bugwood.org