Cuidado invernal para las plantas de interior

Winter care El invierno es, probablemente, la época del año en la que es más fácil matar una planta de interior. Las duras condiciones de cultivo, como los bajos niveles de luz, el aire seco, los días más cortos y las temperaturas frías, ponen a prueba a las plantas de interior.

El secreto para ayudar a las plantas a sobrevivir es adecuar las rutinas de cuidado para que se adapten a las condiciones de crecimiento estacionales. Repase los puntos básicos para dar a sus plantas de interior una excelente atención durante este invierno.

Luz

En invierno, el sol pasa más bajo en el cielo, y los niveles de luz cerca de las ventanas se reducen hasta en un cincuenta por ciento. Las plantas de interior que, durante el verano, crecen cerca de una soleada ventana orientada hacia el norte o hacia el este probablemente necesiten una exposición hacia el sur o hacia el oeste durante el invierno. De igual manera, las plantas ubicadas cerca de ventanas que dan al oeste o al sur, que necesitan luz filtrada en verano, pueden soportar el sol directo en invierno.

Para ayudar a las plantas a enfrentar los cambiantes niveles de luz, haga lo siguiente:

  • Acerque las plantas a las ventanas si es posible.
  • Limpie las ventanas para permitir una máxima transmisión de luz.
  • Durante el invierno, mueva las plantas a ubicaciones nuevas, cerca de ventanas más luminosas.
  • Lave las plantas para quitar el polvo, de modo que las hojas puedan usar al máximo la luz disponible.
  • Agregue luz artificial. Las lámparas fluorescentes proporcionan luz adecuada. Son más económicas que las luces de crecimiento tradicionales y producen menos calor. Ubique los focos a una distancia de entre 4 y 12 pulgadas (10 y 30 cm) de las plantas para obtener resultados eficaces.

Temperatura

La mayor parte de las plantas de interiores son tropicales y prefieren temperaturas entre los 65° F (18° C) y los 75° F (24° C) durante el día y, aproximadamente, 10 grados menos durante la noche. Para muchas plantas, las temperaturas por debajo de los 50° F (10° C) pueden significar un problema.

Ajuste los termostatos para que sean cómodos para usted, pero recuerde que sus plantas necesitan algo de consideración.

  • Evite ubicar las plantas cerca de fuentes de calor o corrientes de aire frío.
  • Mantenga las plantas alejadas de las ventanas exteriores.
  • En regiones frías, si las ventanas se escarchan durante la noche, aleje las plantas de las ventanas al atardecer. También puede deslizar una cortina gruesa u otro material aislante entre las plantas y el vidrio.

Humedad

Las viviendas pueden ofrecer solo entre un cinco y un diez por ciento de humedad relativa en invierno. A las plantas de interior les agrada entre un cuarenta y un cincuenta por ciento. Los signos de estrés en las plantas, por falta de humedad, incluyen el color marrón en las puntas de las hojas y la aparición de plagas, como los ácaros araña. Conozca sencillas maneras para mejorar la humedad alrededor de las plantas.

Agua

El problema más común que sufren las plantas de interior en invierno es el riego excesivo. Aproximadamente el 95% de las plantas de interior necesitan que la tierra se seque casi por completo antes del riego. ¿Cómo puede saber si las plantas necesitan agua?

  • No haga simplemente una prueba rápida de la superficie de la tierra. Las plantas necesitan agua cuando la zona de la raíz está seca. Hunda un dedo en la tierra hasta alcanzar 2 pulgadas (5 cm). Si la tierra está seca, riéguela.
  • Levante la maceta. La tierra es más liviana cuando está seca. Sepa cómo es la sensación de la tierra húmeda levantando las macetas inmediatamente después de regar.
  • Si humidifica los ambientes en invierno, las plantas no necesitarán agua con tanta frecuencia. Si el aire está seco es necesario regar.
  • Las excepciones a la regla de que la tierra debe estar seca entre riegos son los cítricos y los helechos en macetas, que requieren tierra húmeda de manera continua. Si no está seguro, investigue siempre las necesidades de humedad de la planta.
    Cuando riegue, nunca permita que las plantas queden, durante la noche, sobre el agua que se acumula en el platillo de drenaje.

Fertilizante

En climas templados, continúe fertilizando las plantas durante el invierno. En climas más fríos, en los que los niveles de luz natural son bajos, no fertilice las plantas de interior en invierno. Reanude la fertilización cuando las plantas de exterior se despiertan en primavera.

Poda

El crecimiento invernal puede producir tallos delgados. Quite los brotes de las plantas para fomentar el crecimiento de las ramas y la formación de matas tupidas.

Cambio de maceta

El momento correcto para cambiar de maceta a la mayoría de las plantas de interior es durante los períodos de crecimiento activo: en primavera y en verano. La excepción son las plantas leñosas en macetas que, durante el invierno, se encuentran en un estado de dormancia. Transplántelas antes de que aparezcan los brotes, al comienzo de la primavera.

Algo más sobre las plantas de interior

  • Los “beneficios de las plantas de interior”: http://es.bayeradvanced.com/articulos/5-beneficios-de-las-plantas-de-interior son muchos, lo que incluye mejorar el aire en el interior y disminuir las enfermedades.
  • Aprenda sobre los insectos de las plantas de interior y “enfermedades comunes de las plantas de interior.”: http://es.bayeradvanced.com/articulos/senales-de-enfermedades-comunes-de-las-plantas-de-interior