Diez consejos para el cuidado del césped en verano

lawn care El calor veraniego puede perjudicar el césped, especialmente cuando su programa de cuidado del césped resulta insuficiente. Si lo corta demasiado bajo, si el riego es excesivo o escaso o si no presta atención a los primeros síntomas de plagas, su césped puede perder brillo o morir completamente en áreas grandes o pequeñas. Ponga en práctica estos diez consejos para el cuidado del césped y haga que se vea bien durante todo el verano.

1. Corte a la altura indicada.
En el verano, ajuste la altura de su cortadora para permitir que el césped crezca más alto. El césped más alto proporciona sombra al suelo, lo cual reduce la evaporación del agua, permite raíces más profundas y evita que las semillas de las malezas germinen. La altura ideal de corte varía según el tipo de césped. Calcule el tiempo de los cortes para no eliminar más de un tercio de la superficie foliar por vez.

2. Riegue bien.
Para un césped más saludable, riegue de manera profunda y poco frecuente. Consulte los horarios recomendados de riego en la autoridad local del agua o la oficina de Extensión Cooperativa. Descubra consejos sobre la cantidad de agua que el césped necesita en. Aprenda los conceptos básicos sobre riego del césped en.

3. Trate las larvas blancas.
Los escarabajos japoneses, los abejones de mayo (escarabajos) y los abejorros europeos depositan huevos en el césped desde el comienzo hasta mediados del verano. Los huevos se convierten en larvas blancas desde mediados hasta fines del verano. El momento varía según el escarabajo y la región. Obtenga la ayuda de su oficina local de extensión cooperativa para elaborar un programa ideal de fertilización para su césped.

4. Limpie la orina y el excremento de su perro.
El perro de la familia puede provocar áreas secas en el césped. Si nota que el césped muere debido a la orina de su perro, lave el área con agua para diluir la orina en el suelo. La mejor solución consiste en crear un área cubierta con mantillo o guijarros, y entrenar a su perro para que haga sus necesidades allí. Además, elimine los desechos que junte de manera adecuada.

5. Evite estacionar sobre el césped.
Conducir o estacionar sobre el césped nunca es una buena idea. Provoca la compactación del suelo que puede ocasionar muchos otros problemas, entre ellos la muerte del césped. Durante las sequías o las épocas de calor excesivo, también es aconsejable reducir las caminatas para no dañar las coronas del césped.

6. Afile la cuchilla de la cortadora de césped.
Las cuchillas desafiladas de la cortadora arrancan el césped y crean bordes irregulares y marrones que permiten la entrada de organismos causantes de enfermedades. Afile la cuchilla de su cortadora de césped periódicamente. La regla general es que una cuchilla afilada dura 10 horas de corte. Piense en comprar otra cuchilla para tener siempre una cuchilla afilada a su disposición.

7. Deje los recortes de césped.
Si corta el césped a la altura indicada, puede dejar los recortes sobre el césped. Esta práctica se denomina reciclado del césped y le ahorra tiempo, dinero y fertilizante.

8. Fertilice el césped de estación cálida.
El césped de estación cálida crece con más fuerza durante el verano y necesita nutrientes. Consulte a su oficina local de extensión cooperativa para conocer el calendario de fertilización de su región. No fertilice el césped de estación fría durante el verano. Espere hasta el otoño o el comienzo de la primavera.

9. Junte los elementos fuera de lugar.
Las actividades veraniegas pueden hacer que se dejen juguetes, juegos de agua, sillas de jardín o herramientas sobre el césped. Guarde todos estos elementos después de usarlos para evitar el daño o la muerte de las coronas del césped.

10. Ataque las malezas.
Ocúpese de las malezas a medida que aparezcan durante la temporada de crecimiento. Aplique control de malezas en el final del verano o comienzo del otoño para combatir las malezas de estación fría, especialmente si cuida el césped en regiones más frías y tiene un problema constante con malezas perennes o dientes de león. No aplique un herbicida preemergente en el otoño si piensa sembrar o resembrar césped.