Acelga: la hortaliza más colorida

Pocas hortalizas son tan hermosas con la acelga. Las hojas arrugadas y de un verde intenso con tallos de color blanco o rojo lucen en el hogar alrededor de las flores tanto como lo hacen en los jardines de hortalizas. Busque la variedad ‘Bright Lights’, una mezcla de plantas con tallos blancos, amarillos, rojos, rosados y hasta púrpura.

No podría pedir una hortaliza más deliciosa o nutritiva. Con alto porcentaje de vitaminas, las hojas resultan maravillosas cocinadas al vapor y con un toque de jugo de limón y manteca.

Además, la acelga es fácil de cultivar. Se puede cultivar a partir de semillas o transplantes. En regiones de inviernos fríos, plante las semillas en el interior y más tarde transplántelas al exterior. Plante bajo el sol, en suelo rico y con buen drenaje y podrá disfrutar de una acelga fresca y un jardín más bello hasta el verano.