Consejos para el cuidado de árboles nuevos en primavera

Consejos para el cuidado de árboles nuevos en primavera Los primeros dos a tres años son los fundamentales para los árboles nuevos plantados. Éste es el momento en que los árboles nuevos desarrollan raíces establecidas, sorprendentes, bien arraigadas en tierra para los próximos años. Cada decisión acertada en cuanto al cuidado de los árboles durante los primeros años del árbol reducen el estrés de trasplante y crea condiciones favorables a un buen crecimiento.

Use nuestra lista de control de primavera para ofrecer a sus árboles nuevos un cuidado de suma calidad cuando despierten de su inactividad invernal.

Agua

Para los árboles recién plantados, el agua es la clave de un crecimiento exitoso. Las raíces no pueden crecer sin agua, y el desarrollo de una raíz saludable marca o interrumpe la transición del árbol desde el vivero hasta el jardín. ¿Qué debe saber sobre el riego de árboles nuevos?

  • Los árboles requieren de riego regular profundo durante los primeros dos o tres años de crecimiento. Trate de proveer a la tierra con humedad constante, sin formar ciénagas (y regar en demasía).
  • Riegue cuando la masa radicular o el cepellón estén secos, no cuando la tierra que los rodea esté seca. Si las raíces no se han arraigado en el suelo circundante, la frecuencia de riego base en ese suelo no necesariamente satisfará las necesidades del árbol.
    *Controle la humedad del suelo cavando delicadamente o usando una sonda para suelo.
  • Aplique agua directamente a la masa radicular o cepellón del nuevo árbol colocando una manguera de goteo lento al lado del tronco.
  • Los sistemas automáticos de aspersión para céspedes tal vez no proveean suficiente humedad para un árbol. Verifique la humedad del suelo antes de confiar en sistemas para céspedes a fin de regar el árbol.

Mantillo

El mantillo ayuda a los árboles jóvenes de varias formas: modera la temperatura del suelo, retiene la humedad del suelo y evita el crecimiento de malezas. También ayuda a evitar que el pasto crezca directamente al lado del tronco, lo cual no es ideal para el árbol.

  • Mantenga una capa de mantillo de 3 pulgadas de ancho alrededor de los árboles jóvenes. Reponga el mantillo según sea necesario en primavera.
  • Mantenga el mantillo al menos a 6 pulgadas del tronco del árbol. El mantillo apilado contra el tronco mantiene la humedad y el calor, ofreciendo un hábitat para insectos, roedores y enfermedades tales como el cancro.

Entutoraje

La mayoría de los árboles nuevos no necesitan entutoraje. Pero si el lugar es ventoso o su árbol tiene una copa pesada, puede requerir de un tutor. Ubique el tutor de tal forma que el tronco pueda moverse y oscilar. Esto favorece al desarrollo de raíces saludables. Use trozos de goma, lona u otro material para unir el árbol a los tutores. Saque los tutores lo antes posible. Generalmente se quitan después de una temporada completa de crecimiento.

Protección del tronco

Tan pronto como lleguen temperaturas cálidas, saque los envoltorios del tronco de invierno. Si agregó plásticos protectores, consérvelos en su lugar para evitar daño de la cortadora o la bordeadora.

Poda

En primavera, mientras los brotes de los extremos se expanden, liberan una hormona que mejora el crecimiento de la raíz. Si corta los extremos de las ramas en esta época puede retrasar el crecimiento de la raíz. Solamente pode ramas dañadas o enfermas.

Plagas y enfermedades

Los árboles nuevos necesitan que cada hoja produzca provisiones internas de alimento. A medida que las hojas aparecen, inspeccione los árboles regularmente en caso de insectos que puedan dañar el follage. Consulte con su oficina de extensión local o centro de jardinería para que lo ayude a identificar las plagas o posibles problemas así como soluciones para el cuidado de los árboles.

Fertilizante

Fertilice ligeramente los árboles recién plantados. Consulte con su servicio de extension local para obtener recomendaciones relacionadas con su región y el tipo de suelo para asegurarse de aplicar el fertilizante correcto en la proporción adecuada