Signos de plagas comunes de rosas

A medida que transcurre la primavera, las plantas no son las únicas que despiertan en el exterior. Los insectos también cobran vida. Las plagas de primavera que sobrevivieron al invierno están incubando, y los insectos que cavaron bajo tierra o se escondieron debajo de las hojas caídas salen de sus refugios. Después de una larga siesta de invierno, estas plagas están listas para un delicioso plato.

Algunas plagas apuntan específicamente a las rosas. Usted puede ayudar a protegerlas mediante una inspección varias veces a la semana. Aunque las plagas se reproducen rápidamente, usted deberá reconocer los síntomas del problema con certeza antes de que sea un terrible dolor de cabeza. Use nuestra guía a fin de mejorar sus habilidades para detectar plagas.

Aphids

Áfidos

Estos insectos chupadores aparecen al comienzo de la temporada, antes de que abra la primer rosa. De tamaño ovalado, pequeños, y verde claro o rosado, los áfidos son fáciles de pasar por alto. Se reproducen rápidamente, por eso un día sus rosas se ven bien y al próximo día los tallos parecen vivos con movimiento.

Los áfidos chupan los jugos de los retoños, capullos y hojas. Ellos producen ligamasa, una secreción dulce, una sustancia pegajosa que tiene fumagina negra y atrae a las hormigas. Si no llega a ver a estos bichos agrupados en los nuevos brotes, quizas vea fumagina o posiblemente hormigas subiendo y bajando de los tallos.

Otras señales de áfidos: hojas rizadas, atrofiadas o arrugadas; hojas amarillentas que caen de los tallos; flores deformes con pétalos veteados.

Cankerworm

Orugas medidoras

Dos tipos de orugas medidoras afectan las rosas: la oruga medidora de otoño, y la de primavera. En realidad son gusanos pulgones. Ambos incuban en primavera cuando las temperaturas del aire llegan a los 50 grados.

Generalmente se encuentran en los capullos de rosas que no están abiertos, moviéndose lentamente por los pétalos, masticando mientras se mueven. Las rosas infestadas generalmente se encuentran debajo de los árboles. Las orugas se caen en los rosales desde los árboles.

Otras señales de orugas medidoras: Flores deformes con vetas en los pétalos; bordes de pimpollos no abiertos están rugosos y mordisqueados.

Sawfly larvae

Larva de la mosca de sierra

Varios tipos de moscas de sierra atacan a las rosas. Estas plagas parecen orugas, pero no lo son: y tampoco son babosas. Esto significa que usted no puede tratarlas usando controles tradicionales para orugas o babosas. Son de 1/2 pulgada de largo y se mueven como una oruga medidora.

La larva de la mosca de sierra generalmente se alimenta de la parte inferior de las hojas, chupando las partes verdes y dejándole manchas transparentes y finas como el papel. La larva se alimenta durante cuatro semanas antes de pupar. Si usted detecta el daño temprano e identifica al culpable, puede tratarlo. Dependiendo de qué especie de mosca de sierra esté presente, usted enfrenta de una a seis generaciones por año.

Signos de babosa de la mosca de sierra de las rosas: huecos o manchas transparentes aparecen en las nervaduras de las hojas, luego se mueven hacia los bordes de las hojas; hojas esqueletizadas.

Cottony Cushion Scale

Cochinilla algodonosa

Las cochinillas ponen sus huevos en los tallos de las rosas en otoño. Los huevos se incuban a fines de la primavera, y los insectos jóvenes merodean por los tallos de las rosas, buscando un lugar para pegarse a algo y empezar a chupar. La señal indiscutible es ver cosas parecidas a lapas circulares, blancas, en los tallos de los rosales. A comienzos de la primavera, se ven cápsulas de huevo como masas blancas algodonosas.

La alimentación de las cochinillas produce ligamasa, que atrae a las hormigas y pueden criar una fumagina negra. Las superficies de las plantas se ponen pegajosas en una infestación severa.

Signos de escama: tallos encrustados con círculos pequeños blancos; superficies pegajosas de la planta; hormigas van y vienen por los tallos; fumagina que crece en los tallos.

Thrips

Trips

Cuando hay trips, tiene flores veteadas, marrones, que solo se desplegan parcialmente. Los trips son chiquitos (1/16 pulgadas de largo), insectos finos chupadores que usualmente son amarillos, marrones o negros. Son muy difíciles de ver. Normalmente usted tiene que agitar la flor sobre un trozo de papel blanco para ver los insectos.

Los trips generalmente infestan las rosas cuando las condiciones son secas y calurosas. Si hay una ola de calor poco habitual en primavera, preste atención a los trips. De lo contrario, generalmente aparecen cuando llega el verano. Prefieren flores de color claro en tonos tales como amarillo pálido, blanco o rosado claro.

Signos de trips: los pimpollos de flores no abren; los pétalos tienen vetas marrones, los bordes de los pétalos parecen irregulares y marrones; las flores infestadas que abren están deformadas.

Ladybug

Bichos buenos

También tendrá insectos beneficiosos en primavera, incluyendo las mariquitas, las crisopas verdes, arañas y mantises religiosas. No disturbe ni desaliente a estos bichos. Son sus aliados para controlar las epidemias de plagas, no sólo en rosas, pero en su jardín.

Fotos

Image UGA5082075: Whitney Cranshaw, Colorado State University, Bugwood.org
Image 5439081: Joseph Berger, Bugwood.org
Image 5429886: Brian Kunkel, University of Delaware, Bugwood.org
Image UGA1482004: Sturgis McKeever, Georgia Southern University, Bugwood.org
Image 1476101: Whitney Cranshaw, Colorado State University, Bugwood.org