Consejos para plantar en franjas de veredas

Consejos para plantar en franjas de veredas Se llama de diferentes maneras en distintas regiones. Puede conocerlas como franja de veredas, línea media, franja de césped, franja de estacionamiento, bulevar, o franja de paseo. Es la tierra de “nadie” entre la calle y la vereda, donde el pasto trata de crecer y los perros frecuentemente hacen sus necesidades.

Técnicamente es un área del derecho de paso de la ciudad, esta área caliente, descuidada, es una de las partes más visibles de su propiedad. Aprenda técnicas para transformar su vereda en un escenario atractivo.

Los desafíos del cuidado de plantas

La franja de vereda presenta varios desafíos para la jardinería.

Calor. Las temperaturas aumentan en este área debido al calor refractado en el pavimento, generalmente llega a 150 grados al nivel del suelo.

Sal. En áreas donde el invierno tiene temperaturas bajo cero, la sal de las rutas satura el suelo y encurte a las plantas.

Pies. Nadie resiste a los atajos, y este área es frecuentemente pisoteada por los transeúntes, garras y niños en bicicleta.

Sequía. Como la vereda es más alta que la calle, la tierra generalmente desciende en pendiente, lanzando agua a las calles. El dueño de casa promedio gasta galones de agua tratando de regar esta pequeña porción de césped.

Compactación. Cuando la cuadrilla de caminos construyó la ruta, ellos compactaron bien la tierra, endureciéndola tanto que es difícil la penetración de las raíces de plantas.

Nieve. En regiones más frías, las pilas de nieve al lado de la ruta ocupan este área aplastando las plantas que llegaron a echar raíces.

La solución para la franja de vereda

Para cultivar y plantar cualquier cosa exitosamente en la franja de vereda, debe focalizarse en dos preocupaciones principales: la tierra y la selección de planta.

Tierra

Sabiendo que la tierra en la franja de vereda está compactada, salada, propicia a sufrir sequías y caliente, comience el diseño del jardín focalizándose en la mejora del suelo para que la rutina del cuidado de las plantas sea cada vez más fácil y sostenible.

Trabaje la tierra

Remueva la tierra de a porciones pequeñas, déla vuelta y píquela para que se mezcle con la tierra existente. Deje que el pasto se abone de 6-8 semanas antes de plantar. Con céspedes de temporada cálida como el Bermuda o para plantarlo de inmediato, mate el pasto usando un exterminador de malezas que no penetre en el suelo. Espere el tiempo necesario según lo indicado en la etiqueta antes de plantar.

Mejore el drenaje

El agregado de 1-2 pulgadas de abono en la tierra existente mejora la mayoría de los tipos de suelos. Las plantas del Mediterráneo o de llanura que disfrutan de la tierra magra no requieren de abono. Para mejorar la tierra para estos tipos de plantas, considere agregar en la tierra existente 1 pulgada de grava ¼ -10 (prensar ¼ de pulgada de grava pasada por un tamiz Niro. 10). Tenga cuidado al agregar grava a los suelos arcillosos. Esto crea una mezcla casi parecida al cemento.

Plantas de vereda

Seleccione plantas de una especie que incluya modificadores como que no necesiten mucho cuidado, que sean tolerantes a las sequías y resistentes. Si las condiciones del invierno tienden a cubrir la franja de vereda con grandes pilas de nieve, plante plantas perennes, que no sean dañadas por la nieve. Las plantas nativas generalmente hacen frente a las rigurosidades de la vereda y serán más fáciles de cuidar. Si quiere césped, use pasto búfalo o festuca ovina. Aprenda más sobre plantas perfectas para franjas de vereda.

No olvide

  • Podría haber reglas. Consulte con el departamento de rutas locales o de transportes para aprender los lineamientos sobre plantaciones en veredas. La mayoría de las normas se refieren a la seguridad y visibilidad y pueden especificar puntos como altura de la planta, adversidades para maceteros (de la calle o en los árboles), o dimensiones de los maceteros.
  • Necesita un camino. Provea un camino desde la vereda a la calle. Al lado de la calle, considere diseñar una zona de descanso, un lugar donde la gente pueda pararse cuando sale del auto.
  • Riego puede ser necesario. Incluso para las plantas nativas tolerantes a la sequía, el riego es vital durante la primera temporada de crecimiento, y a veces los períodos de sequía prolongados se combinan con altas temperaturas. Asegúrese de regar las plantas de la vereda.
  • Agregue mantillo para conservar la humedad del suelo. Evite usar pedazos de madera, que puedan irse a la calle (y desagües) en grandes lluvias.
    La grava pequeña, las hojas cortadas, la paja de pino o el abono son opciones para un buen mantillo.
  • Cave una zanja. Cree una pequeña cuenca alrededor del área de plantación para evitar que la tierra o el agua se desborde hacia la calle.