Plantas compañeras para rosas

Dusty MillerAgregue plantas complementarias junto a las rosas de jardín para diseñar un escenario natural con colores vivos. Las plantas perennes, anuales, comestibles, hierbas y arbustos, todas combinan ingeniosamente con las rosas.

Para elegir las mejores plantas compañeras para rosas, considere aspectos como el tiempo de floración, el color de las flores, la forma y textura de la planta y el color del follaje. Asegúrese de que las plantas que seleccionó necesitan las mismas condiciones de crecimiento que las rosas: mucho sol, abundante agua y fertilizante regular. Cuando cultive plantas comestibles, elija insecticidas o fungicidas que tengan la etiqueta de comestibles.

¿No sabe por dónde empezar? Pídale información a su diseñador de jardines sobre algunos de estos singulares compañeros de rosas.

Frikart aster (Aster x frikartii)—Margaritas color azul lavanda combinan maravillosamente con varios colores de rosas. De fácil auto siembra. Preciosas con rosas arbustivas o floribundas 24-36 pulgadas de alto; 18-24 pulgadas de ancho. USDA zonas 5-10.

Flor de coral (Heuchera sanguinea)—Un follaje colorido se desplega en varios tonos (ámbar, verde-amarillo, borgoña, anaranjado y otros). Seleccione variedades que se complementen o contrasten con las flores de los rosales. En regiones más cálidas, plante rosales en el lado Este u Oeste para que les den sombra a las copas de la flor de coral. 6-10 pulgadas de alto y ancho. USDA zonas 3-9.

Lirio de la mañana (Hemerocallis)—Fuentes arqueadas de follaje brindan una buena cubierta para los tallos de las rosas. Las flores en forma de trompeta están presentes en casi todos los tonos. Las variedades enanas, plantadas al menos a 12 pulgadas de las rosas, ofrecen menos competencia con las raíces de las rosas. 18-30 pulgadas de alto por 18 pulgadas de ancho. USDA zonas 3-10.

Geranios (Geranium species)—Use esta planta de macizos bajos para ocultar la base de los tallos de los rosales, especialmente los erguidos. De fácil crecimiento, poco mantenimiento, resistente a los conejos y ciervos. Desde 4 pulgadas a 4 pies de alto; 6 pulgadas a 3 pies de ancho. USDA zonas 3-10.

Hierbas—El color de follaje variado, la textura y la fragancia convierten a las hierbas en una opción natural para acompañar a las rosas. Con follaje aromático, muchas hierbas ayudan a ahuyentar a las plagas. El gran surtido incluye la lavanda, salvias culinarias (busque las que tienen hojas coloridas), cebollinos, borraja, romero, hinojo bronce, y tomillo.

Céspedes decorativos—Con follaje escaso en forma de fuente, los céspedes decorativos contrastan fabulosamente con las rosas. Los céspedes altos representan un telón de fondo para las rosas erguidas o forman un punto central descollando sobre las rosas rastreras. Los céspedes ideales como compañeros son césped púrpura de fuente, miscanthus, y festuca ovina glauca.

Penstemón (Penstemon species)—Este nativo de los Estados Unidos con espigas de flores erguidas de varios colores atrae a los picaflores. Resistente a los conejos y ciervos. 2-2,5 pies de alto; 1-2 pies de ancho. USDA zonas 2-10.

Salvia (Salvia species)—Las espigas de las flores abren en tonalidades de azul, púrpura, rojo, blanco o rosado. Use las plantas más altas detrás o entre los rosales; ubique las plantas más pequeñas alrededor de los tallos de los rosales. Resistente a los conejos y ciervos. 2-5 pies de alto; 2-3 pies de ancho. USDA zonas 4-10.

Plantas de follaje plateado—Las plantas con follaje plateado quedan geniales con los rosales porque el color plateado hace que los otros colores luzcan más intensos. Use estas bellezas plateadas más pequeñas para bordear la base de los rosales; ubique las más altas entre y detrás de los rosales para lograr un contraste. Pruebe con las siguientes plantas: senecio cineraria (foto arriba), Artemisia, Oído de cordero, lavanda, rosadas (Dianthus) o santonina.

Compañeros clásicos de las rosas

Otras plantas generalmente usadas para cubrir la base de los rosales son pié de león, campana e iris barbudo. Tenga en cuenta los conejitos, los guantes de zorro y las dalias para llenar los espacios entre los rosales. Agregue clemátides y bulbos –plantas que florecen típicamente en primavera y las bellezas del verano, tales como las lilas– para ampliar y realzar el espectáculo.

Para mayor información sobre el Departamento de Zonas Agrícolas de los Estados Unidos, haga clic aquí. La oficina de cooperación local es una fuente excelente para obtener información sobre qué plantas crecerán mejor en su área.