Plante hortalizas de verano para el otoño

Aunque las hortalizas de verano plantadas en primavera están entrando en plena producción, ésta es una buena época para pensar en prolongar la cosecha hasta el otoño. Donde la temporada de crecimiento sea lo suficientemente larga (como mínimo 200 días) muchas hortalizas de verano todavía se pueden plantar.

A partir de semillas se pueden plantar alubias, maíz, pepinos, zapallos, calabazas y hasta melones. A partir de transplantes, intente plantar berenjenas, pimientos y tomates. Si le preocupa que su temporada de crecimiento no sea lo suficientemente prolongada, plante variedades de maduración temprana.

Para tener éxito con las plantaciones en la mitad del verano, preste especial atención al riego. Cuando el clima es cálido, las semillas y los almácigos recién plantados pueden necesitar que se los riegue más de una vez al día. Asegúrese de que las plantas tengan gran cantidad de mantillo. Cuando plante transplantes de viveros, introduzca una teja de madera en la tierra del lado oeste de la planta de manera que reciba sombra durante las horas más calurosas del día. Protéjalas de insectos; estos pueden devastar las hortalizas jóvenes en pleno verano.