Cómo elegir la calabaza perfecta

Picking the Perfect PumpkinIndependientemente de cuál sea su pasión otoñal — tallar, crear muestras de la cosecha, o cocinar — hay una calabaza ideal para esa tarea. Aprenda a seleccionar la mejor fruta para el uso deseado, junto con trucos simples para aprovechar al máximo las compras de calabazas de este año.

Cómo encontrar la calabaza perfecta

Para la mejor selección, y la más divertida, visite una finca local para elegir su calabaza. Elegir calabazas se puede convertir con facilidad en una tradición familiar cuando encuentre una finca que reúna los campos de calabazas con otros favoritos otoñales como el laberinto de maíz y paseos por el campo.

Antes de elegir una calabaza, decida cómo va a utilizarla.

  • Para tallar, busque calabazas de paredes planas: sin nervios profundos. La variedad “Jack O’Lantern” se desarrolló específicamente para tallar. Evite las calabazas altas, oblongas, que normalmente tienen una pulpa fibrosa que dificulta hacer cortes precisos. La “Lumina,” de piel blanca y pulpa anaranjada, también es fácil de tallar.
  • Para cocinar, elija calabazas específicas para cocina o panadería. Son frutos más pequeños (de 4-8 libras) con un contenido de azúcar más alto y denso y pulpa homogénea. Las variedades comunes incluyen ” Small Sugar’ ” o ” New England Pie Pumpkin.” Busque a las recién llegadas “Oz” o “Baby Pam,” ” Ghost Rider” y “Lumina” (corteza blanca).
  • Para muestras de temporada, seleccione una mezcla de tamaños y colores de calabazas. La “calabaza verrugosa” tiene una corteza con prominencias que aporta un efecto escalofriante en las exposiciones. Las calabazas pequeñas como las ” Baby Bear” (anaranjada), “Baby Boo” (blanca) y “Orange Cutie” (anaranjada brillante con líneas anaranjadas claras en la corteza) complementan las frutas más grandes y son la opción ideal para manos pequeñas.

Lista de control de selección de calabazas

  • Las fincas donde cosecha usted mismo ofrecen la opción más fresca. Las calabazas de supermercado se pueden abollar por el manoseo y el transporte.
  • Cuando elija una calabaza a mano, lleve guantes y tijeras podadoras. Deje por lo menos 1 pulgada de tallo en las calabazas. Al comprar calabazas pre-seleccionadas, busque un tallo que esté firmemente adherido. Los tallos verdes demuestran que la calabaza se recogió recientemente.
  • Verifique que las calabazas no tengan dañada la corteza (pinchazos, muescas, cortes), zonas blandas ni moho, señales de que pronto se echarán a perder.
  • Verifique la parte inferior de la calabaza durante su inspección, presionándola con los pulgares. Si cede un poco, la calabaza no es fresca.
  • Coloque la calabaza que planea tallar sobre una superficie plana para asegurarse de que se sostiene erguida.
  • Las calabazas viejas tienen cortezas que no brillan. Estas calabazas están bien para cocinar pero no son adecuadas para tallar o exponer.
  • Si tiene pensado tallar, elija el diseño antes de seleccionar la calabaza, en especial si va a utilizar plantillas. Busque una forma de calabaza que se adecúe al diseño.

Consejos de almacenaje y exhibición

  • Nunca levante una calabaza por el tallo. Una vez que se quiebra y se cae, se le produce una herida que hace que se eche a perder.
  • Lleve las calabazas al interior si hay un pronóstico de heladas. Las heladas dañan las calabazas.
  • Para muestras en nteriores, proteja las superficies colocando las calabazas sobre plástico, una fuente u otra superficie impermeable.
  • Para conservar las calabazas talladas, rocíe todas las superficies con un conservante de calabazas o remoje la calabaza tallada en una solución de lejía (1 cucharada de té de lejía por cada 1 galón de agua) durante 8 horas. Antes de exponer, coloque las calabazas tratadas cabeza abajo para permitir que todos los residuos de líquido se escurran.

Eliminación

Una vez que la calabaza se ponga blanda, arrójela en la pila de mantillo. Picar la calabaza y enterrarla en la pila acelera su descomposición. Como alternativa, entierre los trozos en un área del jardín sin sembrar. En regiones templadas, entierre los trozos en el jardín cerca de plantas en crecimiento, tratando de no alterar las raíces.