Decoración natural y leña sin plagas

Decoración natural y leña sin plagasSiempre que lleve materiales desde los Grandes Exteriores al interior de su hogar, puede estar importando insectos. La leña, las piñas, las vainas y otros elementos naturales normalmente alojan insectos y artrópodos. La mayoría de estas plagas no representan una amenaza real para su hogar, los muebles o su familia, pero es bueno evitar la sorpresa, e incluso el temor, que la presencia que éstas pueden producir.

Leña

Los escarabajos, abejas, piojos de madera, cochinillas, cienpiés, hormigas y mucho más: la leña forma un centro de convención virtual para los insectos y las plagas. Algunas criaturas se instalan en la madera mientras todavía hay un árbol, vivo o muerto. Otros bichos ingresan después de que se corta la leña y se apila. Otros simplemente se introducen en la madera o debajo de las astillas para hibernar durante el invierno.

La mejor forma de evitar los insectos entrometidos y personas atemorizadas es guardar la madera en el exterior, lejos de la casa, hasta que sea necesaria. Solo guarde suficiente madera en el interior para alimentar el fuego por el momento. Les lleva varios días a los insectos de la madera calentarse y despertar, por lo tanto, mantenga la mayoría de la madera afuera para eliminar grandes afluencias de bichos de madera.

Otras formas de minimizar los insectos de manera y de eliminar las plagas de interior son:

  • Secar rápidamente. Secar la madera rápidamente después de cortarla crea un entorno menos atractivo para los insectos. Cortar la madera en trozos pequeños inmediatamente después de cortar acelera el secado.
  • Momento de cortar. Coseche madera durante las estaciones en las que los insectos están menos activos (normalmente de noviembre a marzo, en las regiones más frías).
  • No pulverizar. Evite aplicar pesticidas a la madera cortada. Los productos químicos normalmente incentivan a los insectos a excavar más profundo en la madera. Además, corre el riesgo de crear vapores cuando queme la madera embebida en pesticida.

Si los insectos emergen de la madera, atrápelos, aspírelos o aplástelos.

Materiales naturales secos

Los elementos naturales como las pilas, vainas, bellotas o cáscaras, son fabulosos para mejorar la decoración otoñal o festiva. Normalmente, los insectos no representan una gran amenaza cuando recoge materiales después de una fuerte helada, pero no es una garantía.

¿Cómo puede estar seguro de que los elementos que recoge no alojan plagas? Para estar a salvo, trate los materiales después de ingresarlos al hogar. Los floristas recomiendan varios métodos para eliminar los insectos.

Congelar. Acumule materiales en una bolsa o un contenedor hermético, y congélelos por uno o dos días. Las plagas de insectos se congelarán y caerán de los materiales. Congele flores individuales en bandejas. Al descongelar los materiales, retírelos de los contenedores y distribúyalos en estantes de enfriamiento para limitar la exposición a la humedad.

Sellar y pulverizar. Coloque los elementos en una caja o bolsa de residuos, pulverícelos con insecticida y mantenga sellado durante toda la noche.

Hornear. Esparza los elementos de madera, como las piñas, las vainas o las ramas, en una placa de hornear. Hornéelos a temperatura mínima durante una hora. Controle los materiales cada 15 minutos para evitar que se quemen. Si las piñas tienen mucha savia, cubra las placas de hornear con papel aluminio. La savia debe fundirse en cinco minutos. Nunca hornee materiales naturales que ha pulverizado con algún tipo de conservante.

Hervir. Puede hervir las piñas para quitar los bichos residentes. Colóquelas en agua hirviendo por cinco minutos. Espárzalas sobre papel de diario para secar. Las piñas se cierran en el agua, pero se vuelven a abrir después de secarse. Gire las piñas en etapa de secado durante todo el día para asegurarse de que se sequen de forma pareja. Puede llevar varios días que se sequen por completo.