Cuidado y mantenimiento del césped: surcos y agujeros

Cuidado y mantenimiento del césped: surcos y agujerosLos céspedes con terrones, surcos y suelos bajos no sólo son desagradables a la vista, sino también un peligro para la seguridad. El suelo irregular debajo de los pies es traicionero para caminar, cortar el césped y jugar.

Muchas situaciones hacen que los céspedes sean irregulares: algunas son evitables, otras no. La buena noticia es que usted puede solucionar fácilmente estas zonas con problemas en céspedes. Aprenda cuáles son las causas comunes de tener céspedes con terrones y cómo emparejarlos nuevamente.

Causas comunes de céspedes irregulares

Cortar el césped: Si sigue el mismo camino cada vez que corta el césped, con el tiempo compactará el suelo debajo de las ruedas de la cortadora de césped, creando surcos.

Tierra mojada: Cuando la tierra esté mojada y blanda, agregue un objeto pesado o rodante: tales como niños andando en bicicleta, una carretilla o una cortadora de césped, y usted tendrá surcos. Esta razón demuestra que es vital evitar cortar el césped cuando la tierra esté húmeda. Usted puede hacerlo en áreas con buen drenaje, pero en zonas bajas donde se acumula el agua, corre el riesgo de originar surcos permanentes.

Equipo pesado: Tal vez tuvo una poda de árboles o le trajeron mantillo. Las ruedas solamente hacen estragos con el césped, formando surcos. Si el equipo extiende plataformas hidráulicas por estabilidad, concluirá con un suelo compactado que origina zonas bajas.

Bichos, mascotas y niños: Cuando aparecen agujeros en el césped y hay tierra suelta alrededor del hueco, el culpable pueden ser los bichos del lugar, el perro de la familia o los niños.

Tocones de árboles: La extracción de un árbol y el suelo con el tocón forman una zona baja en el césped. Cualquier raíz remanente debajo de la tierra finalmente se pudre. En ese momento, la tierra se hunde repentinamente, creando una depresión como un sumidero.

Desechos enterrados: Cuando aparece un agujero en el césped y no hay tierra suelta como prueba de que hayan cavado, la causa más probable es la subsistencia del suelo. La basura enterrada que finalmente se pudre o las raíces de un árbol en descomposición causan el desmoronamiento del suelo.

Consejos para reparar el césped

El mejor momento para reparar surcos y agujeros en el césped es cuando el pasto crece con más fuerza. Esto significa a fines de la primavera (antes del comienzo del clima caluroso) para céspedes de temporada cálida y a comienzos del otoño para céspedes de temporada fría. Para áreas pequeñas, también puede reparar el césped de temporada fría desde mediados o fines de la primavera.

Mezcla de tierra

Para llenar los surcos y agujeros del césped, mezcle tierra de las plantas con arena y/o abono. Generalmente la mezcla en partes iguales de cada material forma una mezcla que permite que el pasto se arraigue firmemente en el suelo. Consulte con su agente de extensión local o el vivero para obtener recomendaciones específicas del suelo del área local.

Surcos

Si el pasto todavía está en el surco, saque el pasto hacia arriba con una horquilla para cavar. Si los surcos son poco profundos, levantar el pasto de 1 a 2 pulgadas más que el nivel de los alrededores puede ser suficiente. Déle tiempo para ver si se establece en forma pareja con el pasto que lo rodea. De lo contrario, trátelo como una zona baja (ver abajo).

Para surcos más profundos de 4 pulgadas, use una bordeadora y corte el pasto en el centro del surco, luego levántelo, pliéguelo y extiéndalo para que se asiente sobre el césped contiguo. Afloje la tierra en el surco, agregando más según sea necesario para llenar 1 o 2 pulgadas más sobre el nivel de los alrededores. Dé vuelta el pasto en el lugar, riegue y espere que se acomode. Tenga cuidado de no arrancar esta parte más alta del césped cuando lo corte.

Si no hay pasto en el surco, afloje la tierra antes de agregar más tierra y sembrar. Clave una horquilla para cavar en el suelo al lado del surco en un ángulo de 45 grados, así las púas de la horquilla quedan debajo del surco. Cuidadosamente apalanque la tierra hacia arriba empujando el mango. Llene el surco con mezcla de tierra, siembre semillas de pasto y riegue.

Zonas bajas

Cuando esté tratando una zona baja inferior a 1 pulgada del pasto lindante, levante el pasto que se encuentre allí. Llene el hueco con tierra, haga un montículo de alrededor de 1 pulgada más alto que el nivel lindante. Reemplace el pasto, déle golpecitos delicadamente en el lugar, y riegue. El pasto debe asentarse en el lugar. Si no hay tierra presente, siembre semillas de césped en la tierra abierta.

Grandes agujeros

Para agujeros grandes con una profundidad mayor a 24 pulgadas, si todavía hay pasto, quítelo y déjelo a un lado para volver a replantarlo más tarde. Llene el hueco con ladrillos rotos o piedras grandes y cubra con tierra, deje el nivel del suelo de 1 a 2 pulgadas más alto que el nivel lindante. Coloque la tierra guardada en el lugar y siembre más semillas de césped según sea necesario.