Secretos para cultivar rosas

growing roses Los aficionados de rosas tienen consejos y trucos por docenas para lograr tener flores perfectas. Algunos creen ciegamente en las serenatas diarias de Beethoven, mientras que otros preparan té de alfalfa. También otros amantes de rosas dan crédito a las bananas por sus flores ganadoras del premio. Discierna la verdad de la ficción, y descubre que secretos vale la pena seguir.

Bananas
Una dosis de fósforo favorece la floración. Muchos amantes de rosas usan las cáscaras de bananas para brindar un poco de fósforo a las plantas, usando de dos a tres cáscaras semanalmente por rosal. Use las bananas con uno de estos métodos:

  • Corte las cáscaras de bananas y entiérrelas debajo de la rosa (en el área debajo de las hojas, pero no contra el tallo). Cave cuidadosamente para evitar dañar las raíces. Entierre las cáscaras alrededor de 4 pulgadas de profundidad para burlar a los bichos excavadores.
  • Triture las cáscaras en la batidora, agregando agua cuando sea necesario. Deje reposar la solución durante 15 minutos. Aplique directamente al suelo debajo del rosal. Eche cualquier residuo sólido sobre la pila de abono.

Beethoven
Algunos jardineros juran que la música hace crecer mejor a las plantas: clásica, country o rock and roll. La idea es que las plantas crecen en respuesta a las vibraciones que constan de tonos musicales. Pero no invierta en oradores externos todavía. Las investigaciones sobre este tema no son concluyentes.

Alfalfa
La alfalfa nutre plenamente a las rosas, brindando nitrógeno, calcio, hierro, fósforo y otros nutrientes, incluso un ácido graso conocido por activar el crecimiento de la planta. Introduzca harina o pellets de alfalfa en el suelo alrededor de los rosales (1 taza por arbusto grande; media taza para rosales miniaturas).

También puede preparar té de alfalfa y macerar la harina y los pellets de alfalfa en el agua. Obtenga consejos en cómo preparar y usar el té de alfalfa de la Sociedad de Rosas de los Estados Unidos.

Las verdaderas claves para el éxito con rosas

Aún los consejos y trucos de los entusiastas de rosas no le ayudarán a cultivar las plantas más saludables si no cumple con las necesidades básicas. Siga estas seis pautas indispensables, y estará en buen camino para cultivar la rosa perfecta:

1. Lugar. Las rosas aman el sol, al menos seis horas al día es ideal.

2. Suelo. Plante los rosales en tierra fértil, bien drenada. Cuando realice la plantación, mezcle tierra orgánica, tal como abono orgánico o de corteza, en tierra excavada que usará para tapar el agujero de la planta.

3. Mantillo. Agregue una capa de 2 a 3 pulgadas de mantillo tosco, orgánico alrededor de los rosales. El mantillo tosco ayuda a disminuir las enfermedades del follaje en rosales porque reduce la cantidad de agua que salpica las hojas (la salpicadura de gotas de agua propaga las enfermedades fúngicas).

4. Agua. Riegue las rosas a profundidad pero con poca frecuencia, aplicando agua directamente al suelo usando mangueras difusoras o riego por goteo.
Las necesidades de riego varían según el clima y el suelo, por lo tanto verifique la tierra con el dedo. Riegue lo suficiente para lograr un suelo húmedo, no demasiado mojado ni tampoco totalmente seco. Para evitar enfermedades, mantenga el follaje seco, especialmente si lo riega tarde durante el día.

5. Inspeccione. Controle los rosales con frecuencia por insectos o aparición de enfermedades. Si detecta los problemas en forma temprana facilita el tratamiento. Aprenda cómo detectar plagas comunes de rosas.

6. Pode. Las rosas necesitan poda regular. Aprenda cómo podar rosas.

Más sobre rosas