Cómo plantar rosas a raíz desnuda

Si vive en una región del país donde la tierra no se congela, la mejor temporada para plantar es el invierno. Si no, plante a principios de la primavera apenas se pueda trabajar el suelo. En la época apropiada para su región, los viveros y los centros de jardinería están repletos de plantas frescas que han sido extraídas de terrenos de cultivo. La mayoría tiene las raíces libres de tierra y están envueltas en virutas de madera húmeda en envases de plástico herméticos. Si solicita rosas por catálogo, se las enviarán preparadas de manera similar.

Para proporcionar a sus rosas un buen desarrollo, siga este procedimiento paso a paso:

  1. Compre plantas de buena calidad. Las plantas de rosas están clasificadas de acuerdo con los estándares establecidos por las Asociación estadounidense de viveros y jardines. Una rosa de grado 1 es de la mejor calidad y le proporcionará el mejor espectáculo el primer verano. Las rosas de grado 1 1/2 y 2 a menudo se venden con descuento y generalmente no crecen vigorosamente en el primer año. Por lo tanto, si desea obtener los mejores resultados, gaste un poco más de dinero y compre rosas de grado 1. Encontrará el grado de las rosas en el envoltorio. Para obtener más información acerca de la selección de plantas, lea la publicación sobre la compra de rosas a raíz desnuda.
  2. Ponga las raíces en remojo durante la noche antes de plantar. Retire la rosa del envoltorio y ponga las raíces en un balde con agua y lodo (el lodo se adherirá a las raíces y ayudará a evitar que las raíces se sequen luego de plantar). Deje en remojo como mínimo durante toda la noche. Si no puede plantar inmediatamente, mantenga húmedo el envoltorio alrededor de las raíces hasta el momento de plantar. Si el tiempo se extendiera por varias semanas, plante temporalmente en una maceta y mantenga la tierra húmeda.
  3. Elija un lugar soleado para plantar. Las rosas necesitan como mínimo 6 horas de luz de sol directa por día para desarrollarse. Si reciben menor cantidad, se debe esperar que produzcan menos flores y que tengan más problemas de enfermedades.
  4. Verifique el pH del suelo. Excave un hoyo lo suficientemente profundo y ancho para acomodar las raíces de la planta. Haga una prueba del suelo para asegurarse de que el pH está dentro del rango adecuado para las rosas (de 5.5 a 7.0 resulta perfecto). Consulte a un especialista en viveros o a un agente de la cooperativa de extensión acerca de cómo evaluar el suelo y, si fuera necesario, cómo ajustar el pH.
  5. Verifique que haya buen drenaje. Llene el hoyo con agua, deje que drene y llénelo otra vez. Si el hoyo no drenó completamente en 24 horas, probablemente haya un problema de drenaje. La solución más sencilla es plantar en otro lado o cultivar las rosas en maceteros o en canteros elevados.
  6. Plante correctamente. Mezcle la tierra que extrajo del hoyo con igual cantidad de materia orgánica, como por ejemplo abono orgánico o de cortezas. Coloque la mezcla en el fondo del hoyo haciendo un montículo con forma de cono. Examine la rosa con cuidado. Pode las raíces dañadas o muertas. Distribuya las raíces de la rosa sobre el montículo y verifique la profundidad de plantación. La rosa se debería plantar aproximadamente al mismo nivel en que fue cultivada en el lugar de plantación (observará un cambio de color en el tallo) y dejando la unión con la raíz (la parte abultada del tallo) sobre la superficie. En climas más fríos, plante con varias pulgadas más de profundidad de manera que la unión con la raíz quede cubierta con tierra.
  7. Rellene el hoyo con tierra y construya una cuenca de riego alrededor de la planta. Riegue bien. Si es necesario, ajuste el nivel de plantación sosteniendo la parte de inferior del tronco y tirando hacia arriba con cuidado.
  8. Coloque una gran cantidad de abono. Abone la rosa con materia orgánica como abono orgánico o de cortezas. Coloque el mantillo en una pila lo suficientemente alta como para cubrir los tallos varias pulgadas arriba de la unión con la raíz. Cubrir los tallos ayudará a evitar que se sequen.
  9. Una vez que la planta comience a desarrollar hojas, retire el mantillo de los tallos y fertilice. Proteja de las plagas de insectos y de las enfermedades con un producto en cuya etiqueta se indique el uso para rosas. Asegúrese de seguir las indicaciones de la etiqueta.