Cómo enlatar utilizando el método de agua hirviendo

Boiling-Water Canning1Los alimentos con alto contenido ácido, tales como frutas, mermeladas, jaleas y algunos tomates, son muy sencillos de conservar utilizando el enlatado en agua hirviendo. Este método es el más sencillo, y una muy buena forma de familiarizarse con todo el proceso. Desde el comienzo hasta el fin, la preparación de una tanda de duraznos o mermelada enlatados toma aproximadamente tres a cuatro horas.

Para comenzar, prepare el enlatador de acuerdo con las indicaciones del fabricante. En segundo lugar, esterilice los tarros y prepare las tapas.

Para comenzar, prepare el enlatador de acuerdo con las indicaciones del fabricante. En segundo lugar, esterilice los tarros y prepare las tapas.

  • Lavaplatos. Pase los tarros por un ciclo de esterilización en un lavaplatos, manteniendo los tarros en el lavaplatos en “secado con calor” hasta que los necesite.
  • Lavar y hervir. Lave los tarros a mano en agua caliente y jabonosa, y luego hiérvalos durante 10 minutos utilizando el enlatador y el soporte de tarros. Mantenga los tarros calientes hasta que los necesite asentándolos en el agua caliente en el enlatador, o colocándolos sobre una toalla gruesa y llenándolos con agua hirviendo.
  • Horno. Coloque los tarros, con la boca hacia arriba, en una bandeja para hornear en el horno a 200°. Coloque los tarros en el horno antes de comenzar a preparar frutas y verduras para el procesamiento, déjelas allí hasta que las necesite.

Para evitar que los tarros se agrieten, asegúrese de que permanezcan calientes hasta que los coloque, llenos, en el enlatador. Si llenó los tarros con agua hirviendo, puede guardar el agua caliente utilizando el elevador de tarros para terminar los tarros en el enlatador.

Un problema habitual durante el enlatado es tener suficiente agua hirviendo a mano. Algunos cocineros invierten en hervidores de gran tamaño. Otros llenan una marmita con agua y la mantienen caliente durante el proceso, extrayendo de allí según sea necesario.

Paso a paso

Enlatado en agua hirviendo 2Prepare frutas tales como duraznos, pelándolas y cortándolas en cuartos. Utilice un producto como Fruit-Fresh sobre los duraznos y manzanas para evitar que la pulpa se torne marrón, lo que puede suceder incluso en el tarro terminado. Envase la fruta en tarros calientes o fríos. Con el envasado en frío, rellene los tarros con frutas sin cocer y cubra con agua hirviendo. El envasado caliente produce un mejor resultado con un color más brillante.

Enlatado en agua hirviendo 3Coloque las tapas planas en una olla con agua caliente, no hirviendo. Esto ablanda el anillo plástico de la tapa, lo que ayuda a asegurar un sellado sólido.

Siga la receta para preparar una solución azucarada; agregue duraznos a la solución. Cocine durante el tiempo designado, luego separe la fruta de la solución. Guarde la solución, la utilizará.

Enlatado en agua hirviendo 4Vierta con un cucharón la fruta dentro de los tarros; un embudo de boca ancha facilita esta tarea. Deje un espacio de aire de ½ a 1 pulgada entre la parte superior de la fruta y el borde del tarro.

Enlatado en agua hirviendo 5Inserte una espátula que no sea de metal o un palillo chino de plástico entre la fruta y los costados del tarro para eliminar las burbujas de aire. Incline los tarros levemente y presione la fruta hacia adentro para liberar las burbujas. Las burbujas de aire pueden atrapar bacterias, por lo tanto, le convendrá eliminar la mayor cantidad posible.

Enlatado en agua hirviendo 6Vierta una solución de almíbar caliente sobre los duraznos, dejando un espacio de aire de ½ pulgada entre el líquido y el borde del tarro. Utilice una regla para medir este espacio.

Enlatado en agua hirviendo 7Limpie los bordes del tarro con un trapo húmedo. Un borde limpio asegura un sellado hermético. Coloque una tapa plana sobre cada tarro. Agregue bandas de enrosque, girando hasta alcanzar el ajuste manual.

Enlatado en agua hirviendo 8Utilice un elevador de tarros para bajar los tarros sobre el soporte en el enlatador con agua hirviendo. Los tarros no deben tocarse. El nivel del agua debe estar al menos 1 pulgada sobre las tapas de los tarros. Agregue agua según sea necesario. Aumente el calor hasta que el agua hierva. Configure un temporizador de cocina en el tiempo correcto de procesamiento (20 minutos para duraznos envasados en caliente en tarros de una pinta).

Coloque la tapa en su lugar en el enlatador y mantenga un hervor suave durante el procesamiento. Asegúrese de que el nivel del agua se mantenga al menos a 1 pulgada sobre los tarros; agregue agua según sea necesario. Cuando el procesamiento está terminado, utilice el elevador para trasladar los tarros a una toalla o un soporte para el enfriamiento. El espacio entre los tarros facilita el enfriamiento.

Después de que los tarros se enfríen durante 12 a 24 horas, compruebe el sellado. Presione suavemente en el centro de la tapa. Si se levanta cuando usted eleva el dedo, el tarro no está sellado. Realice el procesamiento nuevamente dentro de las 24 horas, o refrigere y consuma dentro de los cinco días.

Etiquete los tarros con el contenido y la fecha. Almacene sin las bandas de enrosque en un lugar fresco, oscuro y seco. Consuma las frutas enlatadas dentro del año, las mermeladas y jaleas dentro de los seis meses.