Cómo cultivar plantas suculentas en interiores

Growing Succulents Indoors Si anhela tener plantas dentro su casa, pero no ha tenido éxito con las de interior, tenga en cuenta las suculentas. Son huéspedes fáciles de complacer y soportan las condiciones interiores con un mínimo esfuerzo.

Las suculentas toleran los ambientes interiores secos gracias a adaptaciones especiales —hojas carnosas, tallos gruesos y raíces extendidas— que permiten que las plantas acumulen el agua. La mayoría de las personas conocen los cactus, que son un tipo de suculenta. Pero, además, las suculentas incluyen un sinfín de otras plantas que se cultivan, ante todo, por el follaje llamativo.

Las formas de las hojas, distintas y fuertes, confieren texturas sorprendentes a estas suculentas, lo que las transforma en esculturas vivientes para los espacios interiores. Sepa cómo cultivar estas plantas que demandan poco esfuerzo.

¿Por qué elegir las suculentas?

Las suculentas son excelentes plantas de interior porque están adaptadas para sobrevivir en condiciones de sequía. En invierno, especialmente, las casas ofrecen aire interior seco a las plantas de interior, lo que es la razón por la que muchas no se conservan.
La humedad relativa baja no es un aliado para las plantas de interior. Sin embargo, las suculentas, con sus maneras de almacenar agua, soportan el aire seco sin desagradables efectos secundarios.

Luz

La mayor parte de las suculentas, en un ambiente interior, reclamarán la luz más intensa posible, especialmente durante el invierno en climas septentrionales. Ubíquelas cerca de una ventana orientada hacia el sur o hacia el este.

Este mismo escenario se produce durante las épocas más cálidas del año. Como alternativa, puede sacar las suculentas al exterior durante la primavera y el verano. Elija un lugar protegido en el que las plantas reciban intensa luz indirecta. Busque información sobre la elección de su suculenta para estar seguro de que le ofrece la luz ideal.

Suelo

En su entorno natural, las suculentas crecen, normalmente, en suelos arenosos y bien drenados. Repita esas condiciones para las plantas en macetas preparando su propia mezcla de tierra: mitad de tierra para macetas y mitad de arena. Para probar la capacidad de drenaje de la mezcla, mójela y luego estrújela en la mano. Si se separa, tiene una mezcla que encantará a las suculentas.

Recipientes

Cuando compre una suculenta, coloque la maceta en un hermoso macetero y habrá logrado una decoración instantánea. O puede transplantar estas plantas tan fáciles de cultivar a recipientes decorativos. Las plantas de interior suculentas tienen raíces poco profundas, de modo que puede ponerlas en cuencos playos o macetas bajas.

Las suculentas no pueden tolerar la tierra demasiado húmeda. Asegúrese de que los recipientes tengan orificios de drenaje que permitan que el agua excedente salga.

Agua

El modo más rápido para matar una suculenta es con un exceso de atención y cariño… y con demasiada agua. A diferencia de las plantas de interior típicas, las suculentas acumulan agua en las hojas y las raíces, lo que actúa como un depósito para saciar la sed de la planta. Para evitar un riego excesivo, riegue solo lo suficiente como para que las hojas no se marchiten.

Las señales de que una planta necesita riego incluyen las hojas encogidas o arrugadas, o que las que habitualmente se ven lustrosas pierdan su brillo. Si piensa que es hora de regar, hunda un dedo hasta que la tierra cubra dos nudillos, para estar seguro de que está seca.

Cuando riegue, ponga suficiente agua como para que salga por los orificios de drenaje. Vacíe el platillo de drenaje de modo que las plantas no queden en agua durante la noche. Aproximadamente el 95 % de las plantas de interior necesitan que la tierra se seque casi por completo antes del riego.

Fertilizante

Las suculentas crecen más durante la primavera y el verano. El crecimiento se hace más lento en el otoño, y el invierno es el momento de descansar. Aplique poco o nada de fertilizante durante el invierno. En los meses más cálidos, alimente las plantas tres o cuatro veces. Use un fertilizante estándar para plantas de interior para la mayoría de las suculentas, pero tenga en cuenta que es fácil excederse en la fertilización de estas plantas. En la mayoría de los casos, se las debe alimentar poco o aproximadamente la mitad de lo que alimentaría a una planta de interior normal.

Compañeros de cultivo

Puede combinar diversas suculentas en el mismo recipiente para crear un jardín de vajilla. El secreto para tener éxito reside en la elección de las plantas. Asegúrese de que está mezclando y combinando plantas con similares velocidades de crecimiento y necesidades de atención.