Invasión de insectos de interiores en otoño

Fall's Home Insect InvasionLas mañanas vigorizantes y las noches acogedoras junto al fuego son signos de bienvenida de la temporada de otoño. Pero el otoño también señala el inicio de las invasiones de insectos de interiores, no tan bienvenidas.

En las regiones templadas del país, a medida que los días se acortan y las temperaturas descienden, los insectos comienzan a buscar alojamiento para el invierno. En las regiones más cálidas, a medida que las estaciones secas se convierten en húmedas, los insectos se ponen en marcha para buscar alojamientos secos. Mientras usted anticipa pasar la temporada que se acerca en un lugar cómodo, cálido y seco en interiores, los insectos también observan su hogar como un posible refugio para el invierno.

Mientras los insectos se comienzan a escurrir, saltar y arrastrar abriéndose camino en su casa, tenga en cuenta que la invasión no es personal. En otras palabras, los insectos son oportunistas. Ellos buscan un refugio para el frío, las lluvias y la nieve del invierno. Una puerta abierta, una grieta entre paneles laterales, una tela metálica suelta o cualquier abertura en su hogar extienden una invitación para que su hogar se convierta en un lugar de hibernación.

Una vez dentro de su hogar, los insectos pasan el invierno en un estado de semiletargo, denominado período de adormecimiento. Permanecen en este estado de descanso en orificios en la pared, espacios de acceso o áticos.

¿Qué hay detrás del éxodo?

Son varios los acontecimientos estacionales que provocan los movimientos anuales de insectos. Las dos guías más importantes que los insectos están preparados para percibir son la duración del día y la temperatura. Los días más cortos y el aire más fresco señalan que es hora de adquirir alojamiento para el invierno. Incluso los insectos que viven en la tierra, como los gusanos del césped, reciben el “mensaje” de migrar más profundo en el suelo. La clave es la temperatura del suelo, a medida que se enfría, los insectos cavan unas pulgadas más hacia abajo.

En los climas más cálidos, la llegada de la temporada de lluvias con frecuencia hace sonar la campana de inicio de la carrera anual de los insectos a los interiores. En el Valle Central de California, las primeras lluvias incentivan la invasión de escarabajos Tanystoma maculicolle. En Texas, las migraciones anuales de apareamiento de los grillos están conectadas con las lluvias de otoño, que ablandan la tierra para que depositen los huevos.

¿Por qué mi casa?

Varias razones, y algunas conocidas sólo por los insectos, causan que estas criaturas elijan su hogar.

  • No es inusual que los insectos se congreguen, por miles, en las paredes orientadas al oeste o sur. Estas paredes retienen el calor del sol y calientan los cuerpos fríos de los insectos.
  • Ciertos colores atraen a ciertos insectos. Por ejemplo, las chinches hediondas y las moscas Pollenia rudis suelen juntarse sobre superficies con colores claros.
  • Los escarabajos suelen infestar hogares que tienen canteros ubicados junto a los cimientos.
  • Las chinches del arce frecuentan hogares con patios que tienen arces americanos hembras y arces canadienses (especialmente arces plateados), la fuente de alimento de estos insectos en verano.
  • Los milpiés migran de canteros húmedos con densos mantillos a sótanos húmedos.
  • En climas más cálidos, las hormigas y cucarachas suelen deambular hacia los interiores a medida que el clima cambia al otoño.
  • Cuando los insectos hibernan en su hogar, los científicos sospechan que dejan químicos atrayentes que llaman a las generaciones posteriores para que se reúnan.

La otra razón por la que los insectos pueden elegir su hogar es simplemente que no diferencian bien entre la corteza de un árbol y sus paredes de cedro (o incluso vinilo). Ambas poseen partes que se superponen y proporcionan grietas ideales para pasar el invierno. En el cerebro de un insecto, ambas proporcionan el mismo refugio.