Estrategias otoñales para controlar las plagas de primavera

Estrategias otoñales para controlar las plagas de primavera Tome medidas este otoño para prevenir infestaciones de insectos en los árboles y arbustos durante la próxima primavera. Al utilizar un insecticida sistémico, puede proporcionarle a las plantas protección continua contra los insectos por durante 12 meses.

Si los árboles y los arbustos constituyeron un hogar para los áfidos, orugas (incluidas las orugas tejedoras y los gusanos tendero), adélgidos, barrenadores, minadores de las hojas, escamas y otras plagas durante la estación de cultivo anterior, aplicar un insecticida sistémico en el otoño puede evitar ciertos problemas el año próximo. Obtenga más información sobre el control sistémico de plagas.

Cómo funciona un insecticida sistémico

Cuando aplica un insecticida sistémico en el suelo, las raíces lo absorben y el sistema de transporte interno de la planta lo distribuye a cada hoja y a cada rama.

Como consecuencia, los insecticidas sistémicos realmente protegen las plantas desde adentro hacia afuera. El uso de insecticidas sistémicos le permite tratar a los árboles altos, a solo una fracción del precio que costaría contratar a una compañía profesional de control de plagas para que pulverice el follaje.

Cuando los insectos se alimentan de la planta tratada (hojas o madera), pasado un tiempo se mueren. Aún podrá ver los insectos en una planta tratada y es posible que hasta observe cierto daño. Utilizar un insecticida sistémico no mantiene a los insectos alejados de la planta, pero los mata ni bien se alimentan de ellas.

Piense en los insecticidas sistémicos como un tratamiento preventivo, similar a tomar una vitamina diaria. La vitamina ofrece la mejor protección constituyendo su sistema inmune antes de que aparezca una enfermedad o un germen. Lo mismo sucede con el insecticida sistémico. Una vez que está en la planta, la protege de futuros ataques. Si ya ha tenido insectos que atacan sus plantas, existe una gran probabilidad de que sufra otros ataques en el futuro, es posible que aún haya huevos incubando para la primavera.

Una vez que se aplica un insecticida sistémico al suelo, diferentes factores influyen en cuán rápido se transportará por toda la planta. En condiciones ideales, el insecticida debería distribuirse en 7 a 14 días y, hasta un mes, en el caso de árboles grandes.

Cómo lograr buenos resultados con insecticidas sistémicos

Un insecticida sistémico puede presentarse en forma de gránulo seco que se esparce en el suelo y se riega, o puede ser un líquido que mezcla con agua y se vierte en el suelo. Con cualquiera de estos tipos, obtendrá mejores resultados si los aplica cuando los arbustos y los árboles se encuentran en las siguientes condiciones:

  • Crecimiento activo: cuando las plantas crecen activamente, sus raíces absorben agua y nutrientes del suelo y también absorben el insecticida de mejor forma. Al tratar las plantas durante el otoño, programe las aplicaciones para principios de la temporada, mientras las plantas todavía tienen hojas. En regiones más frías, aplique insecticidas sistémicos al inicio del otoño. En regiones más cálidas, espere hasta mediados de otoño o incluso un poco más, en función de si los árboles se aletargan durante el invierno.
  • Saludables: cuando las plantas están saludables, las raíces absorben agua y nutrientes del suelo de forma más activa y también absorben el insecticida de mejor forma. Si el árbol o arbusto está estresado o pierde muchas de sus hojas durante los ataques de plagas o enfermedades, o debido a la sequía, es probable que no absorban el insecticida de manera tan efectiva y, por lo tanto, el control podría verse debilitado.

Las condiciones climáticas y del suelo también afectan la aplicación. Obtendrá mejores resultados con tratamientos sistémicos si se dan las siguientes condiciones:

  • El suelo no está saturado: las raíces de la planta no absorberán agua si el suelo ya está saturado al realizar la aplicación.
  • El suelo está excesivamente seco: si la sequía ha asediado la planta antes de la aplicación, será una buena idea regar la noche anterior a la aplicación. Esto hace que las raíces se preparen para absorber el insecticida.
  • Hay días cálidos y soleados después: cuando los días son cálidos y soleados, los árboles y los arbustos pierden agua a través de las hojas, lo cual significa que las raíces absorben más agua (más insecticida).
  • El suelo no está congelado: realizar aplicaciones demasiado tarde en la estación, después de que el suelo se congela, es una pérdida de tiempo y de dinero. El agua (y el insecticida) no puede filtrarse en el suelo congelado.

Otras medidas para proteger las plantas

Otras estrategias otoñales simples que ayudan a erradicar las plagas de los arbustos y los árboles incluyen las siguientes:

  • Limpiar los desechos de las plantas, como hojas y frutos caídos. Destruya cualquier material que provenga de los árboles y arbustos que ya están enfermos o infestados. Los materiales sanos pueden ingresar a la pila de abono orgánico.
  • Asegurarse de que los árboles y arbustos estén bien regados al comenzar el invierno. Si las lluvias otoñales son escasas, riegue las plantas del jardín durante el otoño. Si se produce un descongelamiento durante el invierno y el suelo no está congelado, riegue las plantas nuevamente.

Descubra estrategias otoñales para controlar las plagas en las plantas comestibles durante la próxima primavera.