Extienda los horizontes del brócoli

Los aficionados al brócoli saben que una de las mejores épocas para plantarlo, ya sea de semillas o transplantes, es desde mediados a fines del verano. En todas las áreas, salvo en aquéllas donde el verano es corto, plantar en esta época significa aprovechar los últimos días cálidos del verano para acelerar el crecimiento de los almácigos y permite que las cabezas maduren durante los meses fríos del otoño. Los amantes del brócoli también saben que existe más de un tipo de brócoli, algo que usted posiblemente desee verificar si está por plantar un jardín de hortalizas de otoño.

Los repollitos de bruselas producen muchas cabezas pequeñas en lugar de una grande. Viene en dos variedades: de cabeza verde y de cabeza púrpura. El brócoli raab rabe es un pariente del brócoli, de origen italiano, que tiene un sabor un poco más intenso. También se cosecha cuando los flósculos son pequeños. Pruebe cortar una parte larga de tallo (con hojas y todo) y saltearla con ajo y chalote en un poco de manteca o aceite de oliva. La variedad ‘Romanesco’ es una variedad llamativa que produce cabezas de color verde amarillento en forma de volutas, con aspecto de una pieza de coral marino, pero tienen el sabor y la textura del coliflor. El brócoli chino tiene sabor a especias, parecido a la mostaza. Se cosecha cuando las cabezas apenas comienzan a tener forma y las plantas miden menos de 1 pie de altura.