Cultive para estimular los transplantes jóvenes

Si desea que sus transplantes crezcan con fuerza lo más rápidamente posible, cultívelos con frecuencia. El cultivo es fácil y es una de las prácticas de jardinería más entretenidas. Todo lo que implica es remover la tierra alrededor de los transplantes, ahuecándola para que esté menos compacta. Cultivar airea el suelo, lo que le permite calentarse y secarse más rápidamente. Los suelos fríos y húmedos son la causa principal de la pérdida de los transplantes. Retrasa el enraizamiento y evita la absorción de los nutrientes. Además, el cultivo frecuente minimiza las malezas, lo que significa menos competencia y crecimiento más vigoroso.

Los viveros y los centros de jardinería tienen muchas herramientas como azadas y horquillas para cultivar. Pero un simple desplantador también es un excelente cultivador. Solo introdúzcalo en la tierra a una o dos pulgadas (2.5 a 5 cm) y gírelo. Usted está cultivando.

El mejor momento para cultivar es poco después de regar. Sólo asegúrese de no acercarse demasiado a la base de las plantas o podría dañar las raíces. Además, el cultivo es un momento ideal para examinar sus plantas y detectar de signos de los primeros daños que producen los insectos.