Elija la maceta ideal para sus plantas de interior

Pots Las plantas de interior son un accesorio vivo para los espacios interiores, que agrega textura y color. Sus plantas de interior pueden llenar su hogar de calidez, suavizar las transiciones entre los espacios, y servir como punto focal de una habitación. La combinación de las plantas con la maceta adecuada puede aumentar su salud y convertirlas en una nota eficaz dentro de su decoración.

Conozca el tamaño ideal

En una maceta demasiado grande, la tierra se seca lentamente y hace que su planta sea más susceptible al pudrimiento de raíces. Además, una planta que es demasiado grande para su maceta tiende a caerse. En una maceta demasiado pequeña, la tierra se seca tan rápidamente que deberá enfrentarse con el problema de regar con suficiente frecuencia. Su planta podría presentar raíces anudadas y crecimiento atrofiado.

Lo ideal sería que coloque una planta en una maceta del mismo tamaño a aquella en la cual está creciendo. Al trasplantar debido a que la planta es demasiado grande para la maceta, cambie a una maceta con un diámetro de 5 a 10 cm más grande. Seleccione la maceta de mayor tamaño para plantas que crecen con rapidez. En el caso de plantas que crecen lentamente, una maceta de 2 a 5 cm más grande funciona bien.

Decida el material

Los materiales más comunes para macetas son el plástico y la terracota o la arcilla.
Las macetas de plástico son coloridas, livianas y poco costosas. Suelen retener la humedad, por lo que regará con menos frecuencia. Elija el plástico cuando el peso sea importante, como en el caso de los cestos colgantes o las plantas en estantes de pared.

Las macetas de terracota son más pesadas, presentan adornos hermosos y generalmente cuestan más. Estas macetas son porosas, y por lo tanto las plantas necesitan agua con más frecuencia. La terracota es la opción perfecta para las plantas que prefieren tierra seca o bien aireada, entre ellas los cactus, las suculentas, las orquídeas y las bromelias.

Considere el drenaje antes de la decoración

La mayoría de las plantas de interior no crecen en el agua estancada, por lo que su maceta necesita un orificio de drenaje en el fondo que permita la salida del agua y la entrada del aire.

Si desea usar una maceta sin orificios de drenaje con fines decorativos, úsela como porta macetas para la maceta en la cual crece la planta. Coloque una práctica maceta de plástico o terracota dentro de un recipiente atractivo. Esta técnica también se conoce como maceta doble. Un porta macetas no necesita orificios de drenaje, aunque debe ser suficientemente grande para el platillo que acompaña la maceta de crecimiento.

Elija el material o recipiente que más le guste, entre ellos cestos de mimbre, cuencos de vidrio llamativos o cajas metálicas. Tenga en cuenta otros elementos únicos tales como cajas para sombreros, cuencos para servir, frascos para galletas o piezas antiguas de hierro esmaltado.

También puede expresar su estilo personal al crear su propio porta macetas. Empiece con una maceta básica de terracota y algunas pinturas acrílicas. O tome una maceta plástica sin adornos, pegamento y algo para cubrirla; botones, piedritas, azulejos de vidrio, conchillas y palitos son excelentes opciones. Su ferretería y tienda local de manualidades tienen muchos productos interesantes para que sus macetas verdaderamente se destaquen.