Lleve las plantas al interior, pero no los insectos

Bring Houseplants Indoors </del> But Not BugsEl verano significa vacaciones, para las plantas así como también las personas. Si sus plantas han morado en una terraza o entrada soleadas, las noches frescas del otoño indican que es hora de llevar sus plantas nuevamente a los interiores.

El aire frío puede dañar las tiernas hojas tropicales y provocar que los brotes de las flores se caigan, por lo tanto, necesita tomar medidas antes de que se instalen las noches frías. Para la mayoría de las plantas de interiores, cuando las temperaturas nocturnas descienden a menos de 45–48 °F, está arriesgando sus plantas innecesariamente y debe comenzar a llevar las plantas a los interiores.

Antes de cambiar las plantas de los Grandes Exteriores, verifique si existen plagas viajando en las plantas donde pueden haber establecido sus hogares durante los meses de verano. Básicamente usted busca dos tipos de plagas: las que habitan en las hojas y las que habitan en la tierra.

Plagas que habitan en las hojas

Las plagas que viven en las hojas y que atacan a las plantas incluyen a los áfidos, ácaros araña, escamas y cocos. Otros insectos que viajan en las plantas pueden ser arañas, mosquitas o chinches de encaje. Examine cuidadosamente las hojas y los tallos. En especial, inspeccione el lado inferior de las hojas, los insectos prefieren quedarse debajo de la superficie de las hojas. Es posible que también detecte insectos en las intersecciones de las hojas y los tallos.

Una forma fácil de quitar los insectos es mojar las plantas con una manguera. Es mejor utilizar una manguera con una boquilla para que pueda dirigir el agua debajo del follaje. Aplique un rocío suave; un chorro a presión muy intenso no sólo desplaza a los insectos sino que probablemente desprenda las hojas de los tallos. Además, puede utilizar un rociador presurizado para aplicar agua a la superficie de las hojas.

Para los especímenes pequeños, considere remojar la planta completa en un balde de 5 galones de agua durante 15 minutos. Esto causará que huyan los insectos en las hojas o en la tierra. Agregue al agua algunas gotas de jabón líquido para los platos o las manos como un disuasivo adicional para los insectos. Las únicas plantas que no debe remojar son las que demandan tierra seca, tales como las plantas suculentas, cactus o plantas que ingresan en un periodo de letargo durante el invierno.

Si detecta insectos viviendo en las plantas, después de lavar las hojas y dejarlas secar, aplique un insecticida a la planta. Cuando traslada la planta a interiores, aíslela de las otras plantas para evitar permitir que las plagas se propaguen. Mantenga la planta aislada durante aproximadamente seis semanas, realice inspecciones visuales para asegurar que las plagas han desaparecido.

Plagas que habitan en la tierra

Los insectos también pueden establecen su hogar en la tierra de las plantas ubicadas en exteriores durante el verano. Estas plagas incluyen babosas, lepismas, tijeretas, moscas de los hongos y hormigas. Para las plantas en pequeños contenedores, deslice suavemente la planta de la maceta y examine la tierra. Habitualmente, las babosas, lepismas y hormigas serán visibles en la capa exterior de la tierra cerca de los orificios de drenaje. Apártelos con el dedo o una varilla.

Plagas tales como las moscas de los hongos y las tijeretas habitualmente residen en las regiones superiores de la tierra. Retire todo el follaje y flores muertas de la superficie de la tierra, y remoje la tierra en agua como se describe anteriormente.

Para las plantas de interiores en contenedores grandes, en las que no es posible deslizar la planta de la maceta o remojar la maceta completa, aplique un insecticida en la superficie de la tierra y también a la tierra dentro de los orificios de drenaje. Aplique una cantidad suficiente de insecticida para mojar la tierra, y matará las plagas o causará que salgan. Si las plagas estaban presentes en la tierra por trepar a través de los orificios de drenaje de la maceta, considere replantar la planta la próxima primavera y colocar una malla metálica o tela metálica dentro de la base de la maceta para excluir los insectos.