La aireación: El secreto de un césped saludable

The Secret to a Healthy LawnEn la búsqueda de un césped hermoso, la aireación se clasifica como uno de los secretos mejores guardados. Esta táctica de cuidado del césped, con frecuencia pasada por alto, abre el camino a un césped saludable que le hace frente a la sequía, las enfermedades y el desgaste natural diario.

¿Qué es la aireación?

Cuando se airea un césped, se lo perfora (y a la tierra que hay debajo) ya sea mediante la introducción de gránulos cortos en el césped y la tierra o la extracción de un pequeño pan de tierra, también conocido como cubierta.

La aireación tiene varios resultados:

  • El oxígeno puede alcanzar las raíces del césped y la tierra.
  • Los fertilizantes y nutrientes pueden penetrar la tierra y entrar en contacto con las raíces.
  • El agua empapa la tierra más eficazmente, alcanzando las zonas de las raíces del césped.
  • La paja se altera físicamente y se quiebra.
  • El suelo compacto se afloja.

Por qué es necesaria la aireación

Si se lo deja solo, el césped crecería alto y ondulante, y las raíces se hundirían muy profundas. Estas raíces profundas penetrarían la tierra y formarían un ancla, permitiendo que la hierba resista el calor del verano y la sequía con facilidad. Sin embargo, el típico dueño de casa no deja el césped solo. En cambio, cortamos y emparejamos y arrancamos, preparando una franja muy cuidada de verde brillante. Las actividades asociadas con el mantenimiento de un césped exuberante se combinan para comprimir la tierra, lo que limita el crecimiento de la raíz y evita que las raíces penetren la tierra.

Si un césped crece por años sin aireación, la tierra que se encuentra debajo con el tiempo se endurecerá y reducirá el efecto de los fertilizantes, el agua de lluvia y la irrigación suplementaria. A medida que se endurece la tierra, el césped crece menos, se afina y finalmente muere.

La paja agrava el problema

Las plantas de césped naturalmente se esparcen por la tierra y, en ocasiones, partes de las plantas de hierbas individuales mueren y comienzan a descomponerse. La capa delgada de césped muerto y en descomposición que se encuentra entre los brotes con crecimiento activo y la tierra de denomina paja. Una capa de paja moderada es beneficiosa, ya que aísla la tierra de la luz solar y reduce la evaporación del agua.

Si la paja crece más de media pulgada, comienza a interferir con la absorción del agua, el fertilizante y el oxígeno por parte de la tierra y las raíces del césped. Cuando se forma una capa de paja más espesa, la hierba echa raíces en la misma paja, lo cual no ofrece apoyo nutricional y debilita aun más el césped.

Cuando la paja excede la media pulgada, la manera más confiable de deshacerla es con la aireación del césped, seguida del rastrille con un rastrillo para paja. La aireación regular del césped evita que crezca la paja, así como lo hace la fertilización y el riego.

Beneficios de la aireación

El principal resultado de la aireación es que la tierra compactada se afloja, lo que produce una cascada de eventos que favorecen un césped saludable:

  • Las raíces de la hierba pueden penetrar y esparcirse con facilidad en la tierra floja, formando la red necesaria para que el césped resista el calor del verano y la sequía.
  • Las aberturas causadas en la tierra y la paja permiten que el oxígeno penetre el área de la raíz del césped. El oxígeno ayuda a evitar el desarrollo de enfermedades causadas por hongos y permite el crecimiento de microorganismos que digieren la paja del césped.
  • Un césped aireado también permite que el fertilizante y el agua lleguen a las raíces de la planta, lo que favorece un crecimiento saludable.
  • La hierba gruesa y saludable tolera los ataques de pestes, se abre paso ante las malezas y le brinda a su hogar una apariencia atractiva.