Un barril lleno de hierbas frescas

Las hierbas frescas pueden transformar la receta más simple en algo extraordinario. Ya sea que usted esparza tomillo sobre el pescado o el pollo asado, que añada orégano a las ensaladas de verano o que use albahaca para realzar sus pastas, las hierbas frescas proporcionan esos sabores especiales que sólo pueden provenir directamente de su jardín. Y no es necesario que el jardín sea grande. Muchas hierbas crecen perfectamente en macetas. Esta es una receta para crear un jardín de hierbas hermoso y pródigo en medio barril de vino o whisky en su jardín.

En primer lugar, asegúrese de que el barril tenga agujeros para el drenaje. De lo contrario, haga perforaciones de 15 ½ pulgadas en el fondo. Luego, rellene el barril con tierra para plantar de buena calidad.

Humedezca la tierra y comience a plantar. En el círculo exterior del barril plante hierbas que crezcan sin límite de expansión como ser el tomillo limón o plateado, la salvia icterina o el orégano compacto. A medida que las plantas crezcan, caerán en cascada por sobre el borde del barril. Justo dentro del perímetro de las hierbas que se esparcen, plante perejil o albahaca (para un colorido excepcional, plante albahaca púrpura). En el medio del barril plante eneldo plumoso o hinojo bronce. Par darle un poco más de color, agregue algunas caléndulas enanas donde haya espacio.

Todas estas hierbas crecen mejor a pleno sol, por lo tanto será necesario que riegue el barril con regularidad, especialmente cuando el clima sea cálido. En el término de un mes tendrá un hermoso macetero y maravillosos y frescos sabores al alcance de la mano.