5 Árboles con riesgos ocultos

Generalmente los jardines hermosos incluyen árboles muy llamativos. Es probable que usted elija sus árboles porque dan una sombra espléndida, brindan una gran atracción estacional, o dan un fruto que a su familia le encantan. A largo plazo, los árboles mejoran la valuación de su hogar aumentando el valor de reventa.

Aún así, algunos de sus adorables árboles pueden tener compuestos que cuando se ingieren hacen daño a su familia o a sus mascotas. Aprenda qué árboles hay que controlar y cómo proteger a su familia y a sus amigos de cuatro patas mientras disfruta todo lo que estos árboles brindan a su jardín.

Entender los conceptos básicos

Aprenda qué partes del árbol son problemáticas y cuánto debe consumirse para que sea motivo de preocupación. Siga estos conceptos básicos a fin de que su jardín sea más seguro para cada integrante de su familia:

  • Sepa los nombres de los árboles de su propiedad.
  • Investigue cada árbol para saber los problemas potenciales que puede originar a las personas y mascotas.
  • Elimine cualquier amenaza potencial. Si los frutos y las hojas caídas son un problema, júntelos.
  • Sepa cuánto de la planta se debe consumir, en relación con el tamaño de su hijo/a o mascota, para originar un problema. (Para las mascotas, los efectos adversos de un primer festín son suficientes como para que no picoteen una segunda vez).

Apples

Manzana & manzana silvestre

Todos los tipos de manzanos, incluso el manzano silvestre, pueden ser tóxicos para los perros, gatos y otros mamíferos (incluso para los seres humanos). Los tallos, hojas y semillas de los árboles contienen una sustancia química que se metaboliza a cianuro durante la digestión. En el follaje, las sustancias químicas se concentran durante el otoño, haciendo que las hojas caídas sean más peligrosas que las vivas. Las semillas del manzano deben masticarse para liberar toxinas. En la mayoría de los casos, los niños pequeños, perros o gatos que consumen semillas, brotes u hojas de manzano sufren un caso leve de irritación gastrointestinal.

Black Walnut

Nogal negro

Los perros han sido recientemente agregados al listado de alerta para este árbol común. Según la Sociedad Norteamericana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, el peligro yace en los hongos que crecen en las nueces en descomposición. Los perros que comen esos hongos sufren vómitos, diarrea y posiblemente temblores y convulsiones. Generalmente, un perro bien alimentado deja de lado las nueces caídas. Pero si a su pichicho le agradan las nueces o le gusta jugar con éstas, rastríllelas y júntelas regularmente.

Cherries

Cerezas & sus parientes

Los parientes de la cereza son el damasco, la ciruela, el durazno, la cereza de Virginia y otros tipos de cerezas. Como las manzanas, estos árboles producen sustancias químicas que se metabolizan a cianuro. En cuanto a las cerezas, las sustancias químicas están en toda la planta y mucho más concentradas en las hojas caídas o marchitas.

Los niños pequeños y la mayoría de las mascotas sufren un dolor de estómago si comen una hoja o dos. Pero si se consume un gran volumen de hojas en relación a un cuerpo pequeño, puede haber envenenamiento por cianuro. Los síntomas son encías y orina oscuras, dificultad para respirar, pulso débil y convulsiones.

Holly

Acebo

Tanto las hojas espinosas como sus bayas rojas brillantes contienen toxinas que pueden dañar a sus mascotas. Las plantas tienen saponinas y teobromina, el mismo compuesto que hace que el chocolate sea tóxico para los perros y gatos. Si una mascota mastica esta planta, es probable que tenga un dolor de estómago o diarrea.

Para los niños pequeños, el peligro yace en levantar y comer alguna baya. Si un niño pequeño come una o dos bayas, puede tener un dolor de estómago. Si ingiere mayor cantidad, tendrán vómitos, diarrea, e incluso la muerte.

Horse chestnut

Castaña de Indias

Todas las partes de la castaña de Indias contienen saponinas, sustancias químicas que oprimen el sistema nervioso central. Evite que sus mascotas jueguen con las ramas o los frutos del castaño. Evite que sus niños pequeños lleven las castañas a la boca.

Un niño o animal generalmente sufre vómitos o diarrea después de comer castañas de la India. En casos graves, las mascotas pueden tambalearse, temblar o tener problemas respiratorios. Si a su mascota le gusta jugar con las castañas caídas, júntelas y manténgalas fuera de su alcance.

Qué hacer si hay envenenamiento

Pegue los números telefónicos del centro de control de envenenamiento en un lugar fácilmente visible: 1-800-222-1222 para niños y adultos; 1-800-213-6680 para la línea de ayuda sobre envenenamiento de mascotas (puede tener un costo).

Cuando llame para informar un envenenamiento, necesitará saber:

  • El nombre de la planta consumida
  • La parte de la planta consumida (hoja, baya, etc.)
  • Cuánto de la planta se consumió
  • Hora aproximada que se consumió la planta
  • Edad, peso y afección de su hijo/a o mascota.