Siembra directa: plante semillas al aire librePlantar semillas en el interior es una forma de empezar su jardín. Otra opción es poner las semillas directamente en el suelo –al aire libre. La plantación de semillas de esta manera se llama siembra directa, y es un proceso fácil que da grandes resultados.

A diferencia de la plantación de semillas en el interior, la siembra directa cuenta con elementos impredecibles: clima, vida animal e insectos. Aún así, muchos vegetales, plantas anuales, hierbas y plantas perennes brotan con facilidad de las semillas sembradas directamente en el suelo del jardín.

Vegetales

Siembre directamente los vegetales de raíces principales, tales como las zanahorias o los rabanitos, ya que no se trasplantan bien como plántulas. Las remolachas son bien trasplantables, pero prefieren crecer en suelo fresco; por lo tanto, no hay razón para plantarlas en el interior.

Las cosechas amantes del calor que necesitan una temporada larga para dar brotes, tales como los tomates, los pimientos o las berenjenas, no tienen una buena producción cuando se realiza una siembra directa, especialmente en regiones con temporadas cortas de crecimiento. Plante estas semillas en el interior. Otras cosechas amantes del calor, tales como las calabazas, los calabacines, los pepinos, las alubias y los melones crecen con fuerza cuando tienen una siembra directa después de que haya pasado el período de heladas.

Flores

Algunas flores, incluso las arvejas dulces, las espuelas de caballero y el aciano, germinan mejor en unl suelo fresco y debe realizarse una siembra directa a comienzos de la temporada de crecimiento. También puede guiar a varias flores de siembra que no se trasplantan bien como plántulas, tales como las campanillas, las capuchinas, amapolas y flores de luna.

Las plantas anuales que necesitan mucho tiempo para crecer de semilla es mejor plantarlas en el interior. Algunos ejemplos son las cleomes, petunias, nicotianas y amarantos. Otras plantas anuales de temporada cálida, entre ellas el cosmos, las caléndulas, las zinnias crecen rápidamente de las semillas de siembra directa.

Paso a paso

Prepare el suelo. Use un rastrillo o una horqueta de mano para remover el suelo. Desmenuce los terrones grandes de tierra, y saque restos tales como palos, rocas y raíces. Agregue complementos al suelo, tales como fertilizantes y materia orgánica, para crear el ambiente óptimo de crecimiento. Por último, forme una superficie plana.

Cave. La mayoría de los sobres de las semillas indican la profundidad de plantación. La regla general es plantar a una profundidad tres veces el diámetro de la semilla. Hay excepciones. Algunas semillas requieren de luz para germinar y deben sembrarse sobre el suelo. Presione las semillas con firmeza contra el suelo usando un tablón o una pala para asegurarse de que la humedad llegue a las semillas.

Siga estos otros consejos para plantar semillas:

  • Si el suelo tiene gran contenido de arcilla y tiende a formar una cáscara mientras se seca, cubra las semillas con una mezcla comercial para plantación de semillas.
  • Cuando siembre semillas extremadamente pequeñas, tales como zanahorias o nicotiana, mezcle las semillas con arena para ayudar a la dispersión.
  • Cuando siembre semillas grandes, incluso arvejas y aluvias, haga un surco largo y deje caer las semillas en el lugar apropiado. Alternativamente, use una estaca de bambú, plantador o lápiz para formar los hoyos para siembra individuales.

Temas de humedad. Luego de la siembra, riegue las semillas con un rociador o vaporizador delicado. Evite grandes salpicaduras o rociados, lo cual puede desplazar a las semillas. Es vital mantener el suelo permanentemente húmedo. Si las semillas se encuentran en un recipiente expuesto directamente a la luz solar, riegue dos veces al día.

Marque con estacas el recipiente. Marque las áreas de plantación, especialmente si fueron plantadas entre otras plantaciones. Use marcadores de jardín, estacas y sogas, palos largos, cubertería plástica: cualquier objeto que defina claramente donde se encuentra la semilla.

Identifique las plántulas. Sepa cómo serán sus plantas para que no las confunda por malezas y las corte. Algunos sobres de semillas muestran el aspecto de la planta; también puede ver ilustraciones o fotos online. Cuando tenga dudas, conserve la planta hasta que sepa bien si es un amigo o enemigo.

Distribuya las plántulas. Distribuya las plántulas según lo indicado en el sobre de las semillas. Molestará menos a las raíces si, en vez de tirar de las plantas que quiere extraer, usted corta la planta a raíz del suelo con un alicate o un par de tijeras pequeñas.

Cuídelas de las plagas. Observe cuidadosamente el exterior y proteja las plantas de caracoles, gusanos cortadores, y otras plagas de insectos.